La depresión es un trastorno que lamentablemente afecta a los niños de igual forma que a los adultos.

Situaciones que pueden resultar de mucha tensión para un adulto, son mucho más difíciles de manejar por los niño.

Esto es debido a que no cuentan con la madurez emocional ni las herramientas necesarias para lidiar con cierto tipo de problemas.

Es importante que tengas en cuenta que cuando un niño se encuentra triste no quiere decir que sufra de depresión.

La depresión es una enfermedad grave en la que la tristeza es constante y debe ser diagnosticada por un profesional.

¿Qué es la Depresión Infantil?

La depresión en niños es considerada una enfermedad que afecta el estado de ánimo del infante. Éste se encuentra sumergido en una gran tristeza que no mejora con el pasar de los días, la cual transforma notablemente su comportamiento y manera de relacionarse con el entorno.

Además, afecta su rendimiento escolar, la relación con sus padres, familiares, otros niños y en general a sus actividades diarias.

Como te he dicho anteriormente, un niño triste no es necesariamente un niño deprimido. Es muy importante tener esto en cuenta. Cuando se habla de depresión, se habla de una enfermedad que ha sido diagnosticada.

Los niños más pequeños son poco propensos a sufrir depresión. Los porcentajes más altos se ubican en aquellos niños que se van acercando a la pubertad.

¿Cómo Detectar las Depresiones Infantiles?

Nadie conoce mejor a un niño que sus padres. Para saber si es posible que un niño este sufriendo de depresión hay que tener los ojos bien abiertos y observar su comportamiento muy bien.

Cada niño es diferente y tiene una manera particular de ser y reaccionar frente a las diversas situaciones que vive.

Se puede solicitar el apoyo de familiares, amigos y el personal del colegio para detectar si tiene algunos de los siguientes síntomas:

·         Llora con facilidad sin una razón que verdaderamente lo justifique. Se encuentra constantemente triste.

·         Tiene comportamientos agresivos injustificados.

·         No participa en sus juegos favoritos.

·         Se orina en la cama.

·         Casi no habla con amigos y familiares.

·         Se queja de dolores de estómago y cabeza con frecuencia.

·         Duerme mucho o muy poco.

·         Ha tenido cambios en su forma de comer.

·         Habla de irse de casa

·         Habla sobre el suicidio.

Causas de la Depresión Infantil

Los factores que influyen en la aparición de este trastorno emocional en los niños pueden clasificarse en genéticos, familiares, sociales y biológicos.

Entre estos factores los más determinantes son los familiares y sociales.

Hasta la fecha no se ha confirmado que los antecedentes familiares de depresión sean un factor determinante en su aparición, a pesar que se considera que estos niños son más propensos a sufrir de este trastorno.

De igual forma, los factores biológicos, si bien son la causa de esta enfermedad en algunos niños, no representan un alto porcentaje.

Ahora bien los factores familiares y sociales son los que más influencia tienen sobre los niños, ocasionando las alteraciones del estado de ánimo, Como por ejemplo:

·         Discusiones frecuentes entre los padres o familiares que vivan con el niño.

·         Separación de los padres.

·         Maltrato verbal o físico.

·         Deficiencias en la relación con alguno de los padres.

·         Sobreprotección.

·         Fallecimiento de un ser querido.

·         Acoso escolar

¿Cómo Prevenir la Depresión Infantil?

Cuando la depresión infantil no es causada por algún factor biológico, su prevención no resulta tan difícil en la algunos casos.

Se trata básicamente de establecer condiciones apropiadas para el sano desarrollo del niño en el que deben involucrarse no solo los padres, sino el entorno escolar y familiar.

Enseñar a los niños a adaptarse a las diferentes situaciones que se presenten, ya que deben saber cómo manejarse si las circunstancias no resultan tal y como esperaban.

“El manejo de situaciones de conflicto es necesario”.

Independientemente de las múltiples ocupaciones que puedan tener los padres, es determinante el tiempo que les dediquen a los niños. La convivencia refuerza los lazos familiares, los niños se sienten apoyados y queridos.

Tratamiento para la Depresión Infantil

Antes de realizarse cualquier tipo de tratamiento, la depresión debe estar diagnosticada como tal, por un profesional.

La elección del tratamiento debe hacerse en base a las condiciones específicas de cada paciente, en el caso de los niños un elemento importante a considerar es la edad y el grado de madurez.

También ha de tomarse en cuenta el nivel de la depresión, el entorno familiar y escolar.

Los padres o adultos responsables del menor juegan un papel importante en el tratamiento el cual puede ser solo a nivel psicoterapéutico o incluir medicamentos.

¿Hablamos?

Estamos reconocidos como los Mejores Psicólogos Infantiles de Alzira

Si nos dejas tus datos nosotros mismos te llamamos …

Estamos a tu Disposición:

Dirección:

Carrer Abem Tomlus, 28 – 46600 Alzira (Valencia)

Teléfono

603 844 712

Email

alzira@programadespierta.es

Síguenos en Nuestras Redes:

Llama Ahora
Dirección